Publicado hace 5 días

Aunque algunos no reconozcan el nombre de Elon Musk, de seguro si han escuchado de algunas de sus compañías sin saber que es la misma persona quien está detrás de ellas, en esta ocasión estamos hablando de la compañía Space X que tras ser fundada en el año 2006 se ha dedicado a fabricar de manera privada cohetes y diferentes vehículos para la exploración espacial, y esta semana consiguió el lanzamiento exitoso de su cohete Falcon Heavy que tiene la capacidad de llevar una carga útil al espacio de casi 64 toneladas, superado solo por el cohete Saturno V con la capacidad de enviar 118 Toneladas, sin embargo en relacion precio sobre carga útil es cohete Falcon Heavy se lleva los galardones ya que han conseguido reducir el precio del cohete a unos $90 Millones USD, con lo que se convierte en la forma más eficiente de enviar carga al espacio.

¿Cual es la novedad del Falcon Heavy?

Una de las principales características que distinguen a este cohete y en general a la familia Falcon desarrollada por space X es la capacidad de aterrizar de manera vertical y controlada en tierra, una hazaña que durante muchos años se consideraba imposible y que le costó varios millones y años de esfuerzo a los ingenieros de Space X desarrollar.

Compilacion de los fallos de aterrizajes de Space X

¿Y cual era la carga “útil”? 

Es aquí donde entra el marketing en juego, ya que Elon Musk dueño y fundador de Space X también tiene otras compañias entre las que destaca la fabricante de autos Tesla, los autos eléctricos más eficientes del mercado. Y a manera de publicitarse a sí mismo el Falcon Heavy puso en órbita planetaria (alrededor del sol) su propio auto Tesla Roadster, con lo que se podría considerar es la primera valla publicitaria fuera de nuestro planeta.

Tesla Roadster En el espacio

Entre otros proyectos de Musk se encuentra el HyperLoop que es un tren que viaja en el vacío a una velocidad de 1.200 Km/h y su más reciente compañía Neuralink que además de trabajar en el desarrollo de inteligencia artificial se concentra en desarrollar interfaces de computadora que se conecten directamente al cerebro.

Elon Musk está cambiando el mundo y como él mismo diría “Si la física no lo prohibe, entonces puede hacerse.”