Cansado de recorrer el mismo listado de Netflix una y otra vez comencé a usar Amazon Prime video que lleva poco tiempo en mi país (Colombia), y debo decir que me ha dado sorpresas muy positivas, sin embargo hoy quiero hablar de una serie que me engancho con un primer capítulo impresionante y se fue desinflando como un globo hasta acabar de la manera mas vacia que me pude imaginar.

Para ponerlos en contexto Good Omens es una apuesta de Amazon Prime para competir con las series de Netflix en la que nos presentan la historia de un ángel y un demonio “trabajando juntos” para evitar el apocalipsis que ellos mismos ayudaron a producir.

Tras ver el trailer no me quedó muy claro de qué iba la serie, pero me arriesgue a ver el primer capítulo y me encontré con una serie que además de muy entretenida es tremendamente crítica, lo que me dejó motivado a seguirla hasta el final. Pero conforme fueron avanzando los capítulos las brillanteces que vimos al inicio se van perdiendo y van siendo reemplazadas por diálogos super obvios y resoluciones ridículas a las situaciones que plantean.

Durante el segundo y tercer capítulo hay varias situaciones que mantienen el espíritu crítico y divertido de la serie pero entre más personajes entran en acción menos coherencia tiene la serie y pierde los elementos que enganchan al espectador a seguir viendo, aun así debo decir que recomiendo profundamente ver el primer capítulo y gran parte del tercero.

Ahora si con spoilers diré que la serie tenía mucho potencial, la historia comienza con una voz en off que resulta ser Dios, una mujer y nos presenta el jardin del eden con Adan y Eva (que son de color) en donde nuestros protagonistas aparecen, uno transformado en el demonio serpiente que tento a Eva y el otro como un angel que ayuda a la pareja al ser expulsados del jardin del Eden, estyos elementos y los dialogos que se presentan en esta escena dejan claro el tono de humor que llevara la serie, o que debio llevar mas bien. Luego la historia se traslada a 11 años antes del fin del mundo donde Crowley (El demonio) es seleccionado para llevar al recién nacido anticristo para ser situado en una familia influyente donde crecerá para obtener poder político supongo, por una serie de casualidades que explican de manera muy graciosa el bebe resultó con una familia diferente lo que abre la puerta al argumento central de la serie.

En el segundo capítulo se dedican a presentar personajes nuevos que no aportan mucho a la dinámica de la serie y empieza a notarse que algunos diálogos son bastante obvios y tratan de evitar cualquier esfuerzo del espectador por entender el contexto de la serie. Luego tenemos un tercer episodio con grandes momentos como la secuencia del arca de Noe, donde el humor vuelve a su tono original y debo decir que la escena no tiene desperdicio. Debo decir que si la serie se hubiese basado únicamente en los dos protagonistas viviendo aventuras a través de la historia y manteniendo ese tono de humor serie para mi un éxito, todas estas secuencias son increíblemente divertidas y se disfrutan mucho.

Pero ahora si hablamos de la decadencia, a partir del cuarto capítulo la historia se centra más en el anticristo (Adan) y en los personajes secundarios, y aquí debo hacer otro comentario, las actuaciones de los personajes secundarios son bastantes pobres, David Tennat hace un trabajo increíble como el demonio Crowley y Michael Sheen hace lo mismo con su personaje Aziraphale, sin embargo todos los demas actores en especial los que pueden resultar importantes para la trama son bastante pobres, resaltó los cuatro jinetes del apocalipsis y el anticristo por el pésimo desarrollo de personajes.

El final

Conforme avanza la serie se nota cada vez más que ese espíritu crítico y humorístico se va perdiendo, pero en el capítulo final le dan una bofetada al espectador con una serie de fallos que solo dejan tristeza y decepción. Uno de los principales fallos es la forma de resolver las situaciones de maneras simples que surgen de la nada y que hacen que se pierda completamente la tensión o sensación de peligro para los personas, pero peor de todo es la forma en la que los 4 jinetes del apocalipsis y el Satanás son derrotados, no solo es un deus ex machina sino que resulta a falta de otra palabra patético, esta secuencia es la que me hizo sentir vergüenza ajena, me sentí mal por todas las personas a las que le había recomendado esta serie.

En conclusión, Good Omens es una excelente serie si ves solamente el primer capítulo, y del segundo y tercero pueden obtenerse divertidos sckechs para compartir con amigos, pero en su conjunto con sus 6 capítulos es una serie que pretende ser crítica e interrogativa y resulta ser una historia infantil que me recordó mucho a la caricatura de capitán planeta.