Al igual que pasadas elecciones las alertas de fraude se disparan horas después de la finalización de la jornada electoral. Este año lo mas sonado son el rompimiento o quema de votos de la consulta partidista.

Te explicaremos por que pasa esto y si realmente debemos preocuparnos por un posible fraude electoral de este u otros tipos.

Primero debes entender que la consultas interpartidistas denominadas “Inclusión Social para la Paz” y “Gran Consulta por Colombia” no deben ser ofrecidas por los jurados de votación, sino que deben entregarse solo si el votante las solicita. Por esta razón tener tapados o guardados los tarjetones de la consulta no implica un fraude electoral. Sin embargo ofrecer estos tarjetones de consulta interpartidista si constituye una irregularidad, pero lejos de ser un fraude debe ser considerado una irresponsabilidad y mala conducta del jurado de votación. 

Pero hablando más claramente sobre el tema que nos interesa ¿Por qué en varios videos vemos como destruyen tarjetas de votación que ya fueron marcadas? esto a primera vista podría considerarse un fraude ya que son, en teoría, votos marcados que están saliendo del conteo, pero una vez más la información correcta nos puede ayudar a arrojar algo de luz sobre esta situación.

Resulta que no solo para la consulta sino para el proceso electoral completo existe un paso final llamado “nivelación de la mesa de votación”, esto significa que antes de abrir las urnas debe hacerse el recuento de la cantidad de votantes registrados en los formularios E11, que para este ocasión fueron tres, el de senado y cámara, el de la consulta por colombia y el de la consulta por la paz. Luego de tener estos totalizados se abren las urnas y se cuentan los votos con lo que se pueden dar tres situaciones:

  1. Igual cantidad de votos que de votantes.
    Todo está bien.
  2. Más votantes que votos.
    Cuando el número de ciudadanos registrados es mayor que el número de votos en la urna, en este caso se reporta la diferencia en los formularios pero se continúa normalmente.
  3. Más votos que votantes.
    Cuando en la urna hay más votos que los votantes registrados en los formularios E11 correspondientes al tipo de voto se deben escoger al azar el número de votos excedentes y deben ser destruidos (incinerados según lo que dice la normatividad.)

Cualquiera de los tres casos puede darse, por simples errores en el registro de los ciudadanos o por algunos votantes que intentan alterar las votaciones usando las urnas incorrectas o simplemente no insertando los votos, pero de igual manera esto no significa fraude solo una mala actitud y disposición de los ciudadanos hacia el sistema electoral.

Sin embargo hay casos en los que sí puede darse este tipo de fraude pero considera que las mesas están vigiladas por la policía, 6 jurados de votación seleccionados al azar que no comparten relación, hasta 17 testigos electorales por mesa y personal de la registraduría, además de la mirada atenta de cientos de votantes que participan del proceso electoral.

Tags

No responses yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *