De los que imaginamos en su laboratorio, o encerrados en un cuarto, entre pilas de libros de ciencia antigua mientras finalizan su próxima conferencia en su tableta electrónica.

Nos ha dejado Stephen Hawking, y con él se ha ido el padre de la física actual, capaz de poner en armonía los elementos del universo, aquellos que son un secreto para el lector común, pero que se leen en letras doradas para mentes avanzadas en el tiempo.

Nació un 8 de enero de 1942 en Oxford, Inglaterra y falleció a los 76 años en Cambridge a tempranas horas de un miércoles 14 de marzo de 2018. Su vida fue un constante reto, el más importante fue el que tuvo que superar a través de la tenacidad y la tecnología, cuando a los 22 años fue diagnosticado con una rara enfermedad que afectaba su sistema neuro-motriz.

Conocida como esclerosis lateral amiotrófica (ELA), los pacientes que son diagnosticados con esta enfermedad tiene una esperanza de vida menor a dos años. Contra todo pronóstico Hawking vivió más de cincuenta años y cambió el rumbo de la física, la matemática, la astronomía y la humanidad.

Datos importantes sobre Stephen Hawking:

  • Antes de optar por un doctorado en Cambridge fue lector de ciencias naturales para el Universidad de Oxford 1959,
  • En 1963 se le diagnosticó una enfermedad neuro-motora y se le dieron dos años de vida.
  • En 1974 describió su teoría de que los agujeros negros emiten lo que ahora conocemos como “radiación Hawking”.
  • En 1979 se convirtió en el Catedrático Lucasiano de Matemáticas en Cambridge, posición ostentada alguna vez por Sir Isaac Newton
  • En 1988 publicó su libro “Breve Historia del Tiempo”, del cual se han vendido más de 10 millones de copias
  • A finales de la década de los 90’s se le ofreció el título de caballero, pero 10 años después reveló que lo había rechazado por cuestiones relacionadas con los fondos del gobierno para la ciencia.


Descubrimientos de Hawking: 

  • Con el matemático de Oxford Roger Penrose demostró que si existió un Big Bang, este comenzó desde un punto infinitamente pequeño (una singularidad). 
  • Los agujeros negros irradian energía conocida como radiación Hawking, mientras pierden masa gradualmente. Esto se debe a los efectos cuánticos cerca del borde del agujero negro, una región llamada horizonte de eventos.
  • Predijo la existencia de mini agujeros negros en el instante que se daba el Big Bang. Estos agujeros negros habrían perdido masa hasta desaparecer, terminando sus ciclos de vida en una explosión que liberó grandes cantidades de energía. 
  • En la década de los 70’s Hawking consideró si las partículas y la luz que entran en un agujero negro finalmente son destruidas si el agujero negro se desvanece. En principio Hawking creyó que esta “información” se habría perdido del universo. Pero el físico estadounidense Leonard Susskind no estuvo de acuerdo. Estas ideas se conocieron como la paradoja de la información. En 2004, Hawking admitió que la información no desaparecía sino que se conservaba en el universo.

Hoy el mundo despide al último humano capaz de desentrañar los misterios de un universo pulsante que se abre ante nuestros ojos cada noche para sorprendernos.

Esa capacidad de asombro es la nos da esperanza de que más almas como la suya sigan cuestionando nuestro presente.

Buen viaje Stephen Hawking.

Tags

No responses yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *